dimarts, 5 de febrer de 2008

Historia de la Emisora (Parte I)

¿Qué, hay curiosidad por saber de dónde viene esta panda de indeseables. eh?

Si eres uno/a de los que nos sufren todos los días, o algún día a la semana, te pedimos perdón desde aquí. Parece ser que todos estos años que llevamos en el tajo radiofónico todavía no nos ha depurado lo suficiente.

Todo comenzó, como siempre, con rumores. Hacía ya tiempo que la gente joven tenía ganas de moverse y de organizarse para hacer algo que rompiera con la monotonía de todos los días.

Así, bajo la batuta de una serie de personas que prefieren seguir en el anonimato, arrancó la "Asociación La Era" (creo que no tiene que ver nada con el tiempo, sino con el lugar en donde se trillaba y limpiaba el trigo antiguamente). Esta asociación es la matriz de nuestra emisora. Si bien la radio taller opera de forma separada, al no tener denominacion social propia, usamos la de la asociación.

Bueno, ya tenemos asociación montada, falta un objetivo. El primero fue sacar pelas para montar una emisora en el pueblo por y para la gente joven. Hacia los años 60 existió una emisora local, subvencionada por algo que se llamó "frente de juventudes" o algo así (la falange y todo el rollo aquel de la época). Pero se cerró y nunca más se supo.

La forma más divertida para sacar dinero para algo, es montar fiestas, conciertos, y eventos "culturales". Y así se hizo.

En unos locales que nos dejaron en la Avenida de Las Eras (Que coincidencia ¿no?) se iniciaron una serie de conciertos una navidad, allá por el 95 o el 96. Entre otros tocaron la "Graham Foster and the Midnight Train" y varios grupos del pueblo y la provincia. No se sacó mucha pasta, pero la gente se lo pasó en grande.

Se organizaron unas series de cine mudo... (con cintas de super 8) y se consiguió que un pianista viniera para tocar a la vez que se veía la peli, como en los viejos viejos tiempos. Vino bastante gente. Pelis como "El Golem" , "El perro verde" y alguna más fueron las que pudimos ver con el fondo del sonido del piano.

A continuación, se montó una especie de cine-club (digo una especie porque en Alcora no hay cine, sólo fábricas, así que conectamos un proyector que nos prestaron a un video bastante viejillo, pero que funcionaba). Se cobraba creo que 50 pelillas la entrada, y lo hacíamos en el salón de actos del Colegio La Salle. Allí se pusieron entre otras: "El Mariachi", "La Naranja Mecánica" y algunas más.

Se sacaba poca pasta, pero poco a poco conseguimos hacer un montoncillo. Nos habían dicho que un emisor de FM costaba casi 2 kilos, por lo que teníamos que jugárnosla a lo grande... a lo bestia.

Así fue como surgió el BESTIALC.

En el "Aplec dels Ports" que se hizo en Zorita (creo) se empezaron a repartir unos panfletos anunciándo la primera edición del BESTIALC.

Si quieres, puedes consultar más sobre el BESTIALC en sus propias páginas.

En la primera edición, aparecieron prácticamente todos los grupos de la provincia que tenían algo que decir musicalmente. Fueron más de 12 horas seguidas de música y espectáculos alternativos. Como cabeza de cartel aparecieron La Banda Trapera del Río y Sex Museum. La mayoría de los artistas únicamente cobraban lo que les costaba la gasolina y la comida. Los que venían de lejos cobraron cantidades simbólicas. Como la entrada era gratuita, las ganancias venían únicamente de la bebida que se vendía en la barra.

Fue un auténtico éxito... aunque no económico. Se perdió bastante dinero.

Sin embargo, la gente de la organización no se desanimó, y preparó la siguiente edición, que como la primera, se realizó en la explanada del polideportivo.

Para entonces, el BESTIALC ya era conocido dentro del mundillo joven de la zona, y acudió bastante más gente, con lo que ya no se perdió dinero. (aparte, se recortaron gastos, como en camisetas, etc...)

Fue entonces cuando la asociación recibió una buena noticia. No hacía falta dos milloncejos para empezar. Con cuarenta mil durillos se podía tener una emisora cutrera pero que funcionase. Como más o menos se disponía de ese dinero, se compró la emisora, y el presidente de la Asociación alquiló una vivienda que tenía su familia en la Calle Mayor para la radio.

Y así comenzó todo.

Un monton de gente joven con ganas de hacer cosas, un local, una emisora, micrófonos, un giradiscos de segunda mano, una mesa de mezclas de tercera, un cargador de 25 CD´s, y dos pletinas que no quiero saber yo de dónde la sacaron... y ¡¡ADELANTE!!



(Extracto de la versión 1.0 de la DSK. Gracias, Emilio ^_^)